Saltear al contenido principal

Te ayudamos a elegir el vigilabebés más adecuado

Ante el nacimiento de un hijo, cada vez hay más padres que deciden adquirir un vigilabebés para sentirse más seguros y tranquilos. El consejo de otros padres puede servir de guía para elegir entre la gran variedad de modelos y marcas disponibles en el mercado. Pero lo cierto es que cada familia tiene sus propias circunstancias y necesidades y es aconsejable conocer la opinión de los expertos para elegir el mejor vigilabebés para nuestro hogar.

Qué es y para qué sirve un vigilabebés

Un vigilabebés es un aparato tecnológico que nos ayuda a monitorizar a un bebé cuando no se encuentra en la misma habitación que nosotros. Gracias a esta tecnología los padres y madres pueden sentirse más seguros, ya que podrán acudir al momento ante cualquier demanda de su bebé. Además, el vigilabebés ayuda a los padres recientes a ganar autonomía en casa, ya que pueden vigilar al niño mientras realizan otros quehaceres o descansan.

Para los padres primerizos es sin duda una compra indispensable, ya que al mantener la comunicación constantemente con el bebé, se sienten reconfortados y seguros. Gracias a la tecnología, los nuevos padres saben al instante si su bebé llora, se ha destapado o se le ha caído su chupete.

El vigilabebés se compone de dos partes: un emisor y un receptor. El emisor se coloca en la habitación donde está el bebé. El emisor envía la señal de audio o vídeo al receptor, que es el aparato que tiene los padres cerca.

Análisis de los mejores vigilabebés de 2021

Catálogo de vigilabebés al mejor precio

Marcas de vigilabebés

Te informamos de las características y las mejores ofertas online de las principales marcas de vigilabebés.

Tipos de vigilabebés

Cada vez existen dispositivos más avanzados, aunque podemos clasificarlos de forma general según el tipo de señal y el tipo de tecnología que usan:

Vigilabebés analógicos o digitales

Los vigilabebés analógicos son más sencillos y económicos. Son fáciles de usar pero tiene como inconveniente que pueden aparecer ruidos e interferencias. Si solo vas a usar el vigilabebes de forma puntual, puede ser una buena opción.

Los digitales por su parte no producen interferencias y también suelen ser muy sencillos de usar.

Intercomunicador o vigilabebés con vídeo

Los intercomunicadores ofrecen solo audio, es decir podemos escuchar al bebé pero no verlo. Existen modelos que se activan con el ruido y otros de emisión continua. Si vas a optar por este tipo, escoge uno bidireccional con el que además de oír puedas hablar al bebé. La voz de mamá y papá es tranquilizadora y reconfortante para el niño, que se sentirá acompañado.

El vigilabebés con cámara es más completo ya que ofrece señal de vídeo con la que ver al bebé en su habitación. Son los más demandados en la actualidad, aunque son más caros tiene muchas más prestaciones.

Algunos modelos permiten enviar la señal directamente al televisor, por lo que aumenta la calidad de imagen. Para aquellos padres que quieren vigilar más de una habitación, existen vigilabebés con dos cámaras. Son especialmente útiles para no tener que trasladar de habitación la cámara o en caso de que haya varios niños.

Estas son las prestaciones básicas de los vigilabebés, pero hay modelos con extras como la posibilidad de reproducir música, que miden la temperatura ambiente o que proyectan una luz de compañía.

¿Qué debo saber para elegir el mejor vigilabebés?

Es importante comparar entre la amplia variedad que ofrece el mercado antes de optar por un vigilabebés. Recuerda que el mejor siempre es el que se adapte a tus necesidades y estilo de vida. Aunque hay algunas consideraciones que pueden ayudarte a acertar con el vigilabebés adecuado.

Mejor con cámara

Los intercomunicadores están cada vez más en desuso ya que los vigilabebés con cámara aportan más tranquilidad y seguridad. Invertir en el bienestar y la seguridad del bebé es la prioridad de todos los padres.

Cámara con modo nocturno

Es indispensable que la cámara capte bien la imagen cuando las luces están apagadas. Comprueba que la cámara dispone de infrarrojos, ya que por la noche es cuando más uso se suele dar a estos dispositivos.

Versatilidad

Ya que es una inversión que no queremos hacer más de una vez, opta por un modelo evolutivo, es decir que se adapte a los cambios provocados por el crecimiento del niño. Existen cámaras motorizadas que se mueven a la par que el niño y que son muy útiles cuando empiezan a gatear o andar.

Pantalla nítida

Ver bien al bebé es fundamental. Escoge un modelo con una pantalla grande y de calidad para que la imagen sea nítida. Las mejores son las pantallas LCD. Algunos modelos incluyen un zoom. Es interesante que la pantalla sea inalámbrica para poder movernos con ella sin perder de vista al bebé.

Autonomía

La autonomía y el tipo de alimentación son dos factores muy a tener en cuenta. Elige modelos con doble alimentación por cable y con pilas o baterías recargables. Asegúrate de que tiene una autonomía alta, es decir que aguante mucho tiempo sin necesidad de recargarlo.

Como has podido comprobar, para elegir un vigilabebés, debes tener en cuenta muchos factores. Si te quedan dudas por resolver, consulta nuestra comparativa elaborada por expertos del sector.