Saltear al contenido principal

Los vigilabebés se han convertido en una herramienta imprescindible para muchos padres. Como es una inversión algo elevada, es aconsejable elegir un vigilabebés evolutivo. Esto significa que podemos escoger un modelo con funciones que se adapten al crecimiento del bebé. Uno de los principales saltos en la maduración del bebé es el momento en el que comienzan a gatear. Ganan en autonomía y se mueven con mayor libertad por toda la casa. Por eso, una opción muy interesante es adquirir un vigilabebés con sensor de movimiento.

Mejores vigilabebés con sensor de movimiento

¿Cómo funcionan los vigilabebés con sensor de movimiento?

La tecnología es una gran aliada de las familias, ya que las marcas están trabajando en diseñar modelos de vigilabebés que cubran todas las necesidades de los padres. Los vigilabebés con sensor de movimiento pueden ser de distintos tipos.

Algunos funcionan mediante una almohadilla que se coloca en la cuna del bebé, debajo del colchón, y que capta sus movimientos. Estas almohadillas son capaces de detectar si un bebé deja de respirar y alertar a los padres. Son una opción perfecta para los bebés recién nacidos, ya que nos ayudan a estar tranquilos.

Otros modelos incorporan el sensor en el monitor que se coloca en la habitación del bebé. Así, captan el movimiento en toda la estancia. Los más avanzados son capaces de detectar movimientos poco usuales y cuentan con un sistema de alertas basado en la inteligencia artificial.

Ventajas de los vigilabebés con sensor de movimiento

Al ser aparatos de alta tecnología, estos modelos suelen incorporar otros avances como cámaras de alta definición, infrarrojos, sensores de temperatura, tecnología contra las interferencias y función autofollow. Esta función es perfecta para los niños que ya han comenzado a gatear, ya que la cámara es capaz de seguir sus movimientos de forma automática. Otros modelos incorporan cámaras con movimiento de 360 grados para cubrir todo el campo de visión.

Al ser aparatos con muchas prestaciones tecnológicas, estos vigilabebés son más caros. Pero cuentan con ventajas incuestionables. Tendrás la tranquilidad de monitorizar a tu bebé mientras duerme y mientras juega en su habitación. Además, ofrecen funcionalidades extra que te permitirán un control mayor en todo momento.