Saltear al contenido principal

A la hora de elegir un vigilabebés, hay familias que prefieren dispositivos muy sencillos pero eficaces. Los vigilabebés sin cámara son una buena opción si no necesitas tener una imagen del bebé o si vas a adquirir un vigilabebés principal para casa y otro secundario para la casa de los abuelos o para llevar en tus vacaciones. Existen multitud de modelos de vigilabebés sin cámara con una buena calidad de sonido y con un funcionamiento e instalación muy sencillos e intuitivos.

Mejores vigilabebés sin cámara

¿Por qué elegir un vigilabebés sin cámara?

Económicos

Los vigilabebés sin cámara son los equipos con mejor precio. A pesar de que no incorporan cámara, estos vigilabebés cuentan con una buena calidad de sonido y de recepción. Aunque aún existen modelos analógicos, la mayoría cuentan con tecnología digital. Si necesitas comprar más de un vigilabebés, una opción interesante es comprar el equipo secundario o que menos vas a usar sin cámara para ahorrar.

Privacidad

Los vigilabebés sin cámara incluyen distintas tecnologías que garantizan la privacidad de las comunicaciones. Es interesante saber el número de canales con el que cuentan, ya que a más canales menos interferencias se pueden registrar con otros aparatos de casa. Los canales debes estar codificados. La tecnología más segura que ya incorporan gran número de modelos en la DECT.

Alcance

Los vigilabebés sin cámara suelen tener un buen alcance, con lo que el sonido llega al receptor con gran nitidez. El alcance es una de las características más importantes en las que debes fijarte antes de comprar un vigilabebés, sobre todo si tu casa es grande o tienes un jardín o patio.

Sencillez

Los vigilabebés sin cámara son muy sencillos de usar e instalar. Suelen tener paneles de mando simples que resultan muy prácticos si buscas comodidad.

Para padres con experiencia

Si sois primerizos, probablemente un modelo con cámara os dará mayor tranquilidad. Pero los padres con más hijos pueden optar por un vigilabebés sin cámara que les aportará todo lo necesario.

Como has comprobado, los vigilabebés sin cámara son una elección perfecta para muchos tipos de familias. Que no tengan cámara no significa que no puedan contar con funcionalidades interesantes como el modo ECO, para ahorrar batería o la comunicación bidireccional para escuchar y hablar a tu bebé. Es una inversión más económica pero eficaz.